Crear un negocio de la nada, no es tarea fácil, pero yo, llevo muy bien las cosas complicadas y cuando te gusta lo que haces, se te pone cara de viernes todos los días.

Empecé construyendo una tienda on line de detalles y complementos para eventos. Una tienda creada con ilusión, con un trocito de mi alma, para todas aquellas personas que sueñan despiertas con cosas que uno no sabe si existen o no, pero que están en tu cabeza. Lo bueno de la artesanía, es que al partir de cero, se puede hacer casi cualquier cosa.

Me gustan las personas que no están ancladas en un estilo o en otro, mentes libres que se dedican a imaginar y buscar. Porque hay dos tipos de clientes, los que miran y eligen y los que imaginan y buscan. Yo ya le he dado mil vueltas a la cabeza para facilitar esa ardua labor de pasar horas y horas buscando.

Y por eso somos un armario, porque caben muchas cosas, y por eso somos giratorio, porque una vez que entras en él, no sabes dónde te va a llevar. Para el nombre me inspiré en la película Narnia, y en el brillo de los ojos de esos pequeños cuando entran en ella por primera vez. Me encanta poder hacer realidad vuestros sueños y arrancaros una sonrisa cuando abrís nuestros paquetes.

Y aunque muchos pensaban que estaba loca, yo no he parado hasta conseguirlo y rodearme de grandes profesionales y buena materia prima para estar a la altura.

Le he dedicado tanto tiempo y cariño a mis productos y a mis clientes, que me hizo mucha gracias, cuando una de mis clientas, María, a la que tengo mucho que agradecer, me decía, que parecía más una Wedding Planner virtual, que una tienda, por los consejos, ayuda y demás. Y pronto llegaron las propuestas de organización y diseño.

Primero me entusiasmé, luego me temblaban hasta las pestañas, y volví a empezar de nuevo en la otra cara del armario. Organizar, planificar y decorar eventos. Madre mía, cómo lo voy a hacer??? Volví a buscar profesionales, algo de ahtelier, pero me faltaba algo, bueno alguien. Necesitaba compartir todo esta energía, ilusión y miedos con alguien concreto. Mi almohada iba a explotar con tanta consulta!. Y tenía que encontrar a la persona idónea.

Meses me llevé tirándole los trastos, creo que incluso antes de saber qué todo esto pasaría, yo ya pensaba en ella y se lo decía. Y por fin un buen día, ella me dijo que sí y creamos juntas el Armario Giratorio Eventos.

Así que para todos vuestros días especiales aquí estamos, Mónica y Marga, amigas, socias y emprendedoras, ilusionadas para hacer de vuestros eventos un día inolvidable, lleno de detalles especiales. Nos encanta crear sensaciones y momentos que recordaréis el resto de vuestra vida.

Porque no hay dos personas iguales, ¡¡¡ No hay dos eventos iguales!!!